Menstruación Libre de Impuestos: un triunfo en contra de la discriminación

Publicado el 
03/11/2020

Ejemplo para Latinoamérica, la campaña organizada por mujeres colombianas logró la eliminación del IVA a toallas higiénicas y tampones.

Por Daniela Mora Saavedra.

A mujeres y niñas nos baja el periodo cada mes, es una función fisiológica habitual, sana y natural que hace parte del ciclo vital, inicia entre los 10 a 15 años de edad y termina aproximadamente entre los 45 a 55 años, cada ciclo puede durar en promedio 5 días. Es una parte de la condición humana que tiene incidencia directa en los derechos sexuales y reproductivos y  también es un fenómeno multidimensional, puesto que interfiere en nuestra experiencia económica, social, política y cultural, básicamente, en nuestra calidad de vida.
En Colombia, la menstruación y los derechos menstruales además de manejarse como un “tabú y bajo un enfoque de salud que desconoce la necesidad de abordar la menstruación más allá del “dolor” o del cuidado “privado” hacia un asunto de salud pública, fueron temas relegados a la disposición del mercado que cargó a las mujeres con carísimos productos, y bajo una política tributaria que promueve impuestos sexistas.

Además, dado que en Colombia la generación de riqueza y su distribución no han sido adecuadas, los distintos gobiernos han implementado aproximadamente cada dos años una nueva reforma tributaria: específicamente a 2020 el país tiene la reforma número catorce en menos de tres décadas. Las reformas se han concentrado en gravar al trabajo en vez del capital mediante impuestos indirectos como el IVA que hoy tiene un peso del 27,6% del recaudo tributario y que en el Estatuto Tributario gravaba los productos de higiene menstrual con la tarifa plena como si estos fueran bienes de “lujo o cosméticos”.
Cuando se habla del progreso económico de las mujeres en Colombia y el cómo alcanzarlo lo primero que se destaca es la necesidad de emprender acciones categóricas para que la igualdad de género no sea una consigna sino una realidad. Bajo esa lógica surgió en el año 2015 el Grupo de Género y Justicia Económica*, creado en el marco de la Red por la Justicia Tributaria en Colombia, una iniciativa de mujeres académicas, estudiantes, activistas, trabajadoras, entre otras, con el fin de realizar investigación, incidencia, propuestas, movilización, difusión y denuncias en temas relacionados con la igualdad de género en el ámbito de la política económica y tributaria del país. 

En el año 2016, el Grupo emprende la investigación sobre la realidad de la menstruación en Colombia, encontrando resultados preocupantes. De acuerdo al ciclo promedio de menstruación de las mujeres (cuarenta años en ciclos mensuales de 28 días, 5 de los cuales son de sangrado), se necesitan en promedio 25 toallas o tampones mensuales, 300 anuales y 12.000 a lo largo de la vida. Teniendo en cuenta que en Colombia para 2016 habían 13.295.845 niñas y mujeres entre los 10 y los 44 años de edad, este segmento poblacional tendría que pagar anualmente en promedio $ 95.000 por toallas higiénicas y/o tampones, un gasto anual total por $ 1,26 billones, de los cuales la contribución anual de las mujeres por concepto de IVA a la menstruación ascendía a la suma de $ 202.097 millones.
De este ejercicio se encontró que:

  • El IVA a la menstruación vulnera el principio de equidad puesto que afecta de manera específica a las mujeres, quienes tienen menor capacidad de soportar el impuesto por las limitaciones de acceso a recursos económicos. 
  • El IVA a la menstruación afecta el mínimo vital de las mujeres. Las mujeres deben comprar estos productos, aunque deban sacrificar otras necesidades.
  • El sistema tributario colombiano discrimina a las mujeres quienes soportan una mayor carga fiscal por una característica propia de su sexo. 
  • Las toallas higiénicas desechables o tampones no son artículos de lujo; hacen parte de la canasta básica.

La campaña consistió en el esfuerzo mancomunado de organizaciones y personas que mediante actividades de incidencia, comunicación e investigación emprendieron una batalla contra la discriminación hacia las mujeres y para demostrar que ni la política tributaria ni la económica son neutrales al género. Dentro de las estrategias, en el marco del debate de la reforma tributaria del 2016 se elaboró una proposición legislativa para lograr la declaratoria de estos productos como exentos del IVA. El Congreso negó la exención, pero aprobó la disminución del impuesto del 16% al 5%.  Posteriormente, en 2017 se realizó una demanda por inconstitucionalidad cuyo objetivo fue solicitar a la Corte Constitucional la declaratoria de inconstitucionalidad del IVA a los productos de higiene menstrual, es decir, ir por el 0%. Finalmente, en noviembre del año 2018 la Corte Constitucional retomó la discusión dando como resultado un fallo que ordena la eliminación del IVA a toallas higiénicas y tampones mediante la sentencia C 117/18.

En 2019 se elaboró un libro que recoge la experiencia de la campaña MLI, para motivar y fortalecer otras iniciativas en búsqueda de la equidad y la no discriminación basadas en el género, fue pensado desde cada detalle para que mujeres, pero también los hombres puedan acercarse a una experiencia exitosa. Un homenaje al esfuerzo mancomunado de todas. Dicha publicación realizada con el apoyo de OXFAM Colombia y bajo la dirección de arte y creatividad de Cedetrabajo fue diseñada exclusivamente por mujeres con el equipo de  El Lado X de la publicidad, haciendo honor a la idea de que “crear y pensar como niñas” nos enorgullece.

Finalmente, vale la pena reiterar que, tanto la campaña MLI como la actual publicación que recoge dicha experiencia son la síntesis del esfuerzo colectivo para buscar que en este país tan plagado de desigualdades podamos avanzar hacia otro tipo de modelo, pero sobretodo, para poder mostrar a la población que es legítimo luchar por sus derechos económicos y sociales, en este caso la lucha contra la desigualdad de género en la política tributaria colombiana. Ya ganamos una menstruación libre de impuestos pero el trabajo no para ahí porque debemos instar al gobierno para que se haga efectiva la reducción en los precios y, especialmente, para seguir construyendo otras iniciativas que permitan ganar otras batallas en contra de la discriminación no sólo en Colombia sino en toda la región.

Daniela Mora Saavedra es politóloga especialista en finanzas públicas, encargada de asuntos de género y coordinadora de proyectos de Cedetrabajo, en Colombia.

* El Centro de Estudios del Trabajo fue la organización que con el apoyo de OXFAM sirvió de facilitadora para la articulación de la campaña menstruación libre de impuestos a través del grupo de Género y Justicia económica. Este grupo estuvo conformado por: Luz América Díaz, Luz María Correal, Adriana Cadena, Clara Viviana Plazas, Rosalba Castiblanco, Laura Rangel, Ana Julieta Barbosa, María Cristina Umbarila, María Eugenia Villamizar, Karola Enríquez, Natalia Moreno incluidos los creativos detrás del logo y la campaña comunicacional, especialmente a Karen Reyes.

Share on Facebook Tweet this Email Print Share