Que los impuestos sirvan para las mujeres: colorido lanzamiento en el #8M

Publicado el 
03/13/2019

En el Día Internacional de la Mujer, muchos grupos de activistas en diversas regiones del mundo se unieron para exigir que los gobiernos “Hagan que los impuestos funcionen para las mujeres”. Así dieron inicio a las Jornadas Mundiales de Acción lideradas por la Alianza Global por la Justicia Fiscal (AGJF) y continuarán con más acciones hasta el cierre de la reunión intergubernamental de la Comisión de las Naciones Unidas sobre la Situación de las Mujeres (UNCSW), el 22 de marzo.

De Nueva York a Buenos Aires y Manila, las organizaciones de mujeres y los movimientos aliados organizaron debates, charlas, foros de política y marchas pidiendo a los gobiernos que cumplan sus compromisos de respetar y alcanzar los derechos de las mujeres a través de una toma de medidas para la justicia tributaria y fiscal.

En Asia, el miembro de la red regional TAFJA (Justicia Tributaria y Fiscal de Asia) y el Movimiento de los Pueblos Asiáticos sobre Deuda y Desarrollo (APMDD) celebraron marchas de mujeres en Bangladesh, India y Pakistán el 8 de marzo, para resaltar la lucha mundial por justicia fiscal para los derechos de las mujeres y el amplio llamamiento para que los impuestos sirvan para las mujeres. En Indonesia y Bangladesh también se organizarán foros y seminarios sobre justicia fiscal y trabajo no remunerado.

Las acciones en las redes sociales también se realizaron simultáneamente en todo el mundo cuando la campaña #8for8 selfie de TAFJA alcanzó su punto máximo el 8 de marzo. Esta campaña en las redes sociales, que comenzó el 8 de agosto del año pasado, generó conciencia sobre #JusticiaFiscal para los #DerechosdelasMujeres y generó el apoyo de otros grupos en otras regiones del mundo.

En Filipinas, el grupo de mujeres Oriang, junto a los miembros de APMDD y TAFJA, se movilizaron organizando una caravana el 8 de marzo. Sus demandas se dirigieron principalmente al gobierno filipino, exigiéndole detener los abusos fiscales corporativos, reducir la carga fiscal sobre las mujeres y asignar más ingresos fiscales a los servicios sociales. Oriang pidió específicamente políticas de desguace en la ley "TREN" (Reforma de Impuestos para la Aceleración e Inclusión), la legislación de reforma de impuestos del gobierno de Duterte, que ha provocado alzas en los precios y ha contribuido a profundizar la desigualdad en el país.

"Quienes deben pagar impuestos son los ricos, no los pobres como nosotros, que ganan muy poco por vender productos en las calles", dijo Mutya Marangit, una vendedora ambulante y miembro de Oriang. "La ley de TRAIN debe ser abolida para reducir el sufrimiento de los pobres”. De acuerdo con la declaración conjunta TAFJA-APMDD-AGJF, “mientras las mujeres luchan contra la pobreza y la creciente marginación económica, también efectúan desembolsos cada vez mayores para pagar impuestos indirectos, como el impuesto al valor agregado (IVA). "Dado que las mujeres tienen más probabilidades de vivir en la pobreza que los hombres y generalmente reciben salarios más bajos, el IVA tiene un impacto desproporcionadamente mayor en las mujeres. A la carga económica de las mujeres se suma la pesada carga del trabajo de cuidado no remunerado, que no se reconoce ni aborda en las políticas fiscales y tributarias nacionales".

Lidy Nacpil, co-coordinadora de TAFJA y APMDD, dijo que “mientras que las mujeres tienen que lidiar con políticas fiscales discriminatorias y regresivas que aplican impuestos a los pobres más que a los ricos, las corporaciones multinacionales se escapan a través de abusos fiscales. Los ingresos perdidos por abusos fiscales corporativos podrían haber sido utilizados para financiar servicios sociales sensibles al género e infraestructuras sustentables que son vitales para la supervivencia y el empoderamiento de las mujeres".

En América Latina y el Caribe, el Movimiento de Mujeres también mostró su alto nivel de movilización y su potencial para transformar el sistema patriarcal, que se expresa a través de diversos y numerosos privilegios económicos, culturales, sociales y simbólicos que los hombres disfrutan, por sobre mujeres y otras expresiones de género.

El 8 de marzo, las organizaciones que procuran justicia fiscal como una herramienta para eliminar la enorme brecha de desigualdad social que existe en la región, destacaron la relación íntima que debe existir entre los objetivos del movimiento de mujeres y los del movimiento de justicia fiscal. Porque, tal como dice el eslogan que se usó en esta ocasión: "No habrá igualdad de género sin justicia fiscal". Las organizaciones que pertenecen a la Red de Justicia Fiscal (RJFLAC) –red miembro regional de GATJ -, y Latindadd, expresaron su posición al respecto en un documento publicado en español y portugués, que se difundió en varias marchas, junto con los materiales de la GATJ.

Decidamos (Paraguay), ICEFI (América Central), Funde (El Salvador), Inesc y el Instituto Justiça Fiscal (Brasil), Ciase (Colombia), Jubilee Bolivia, Fundación SES (Argentina) complementaron las actividades para celebrar el 8M en sus países con una amplia cobertura en sus redes sociales.

Más allá de las marchas y repercusiones en muchos países de América Latina y el Caribe, los días de acción para exigir que los impuestos mejoren efectivamente la vida de las mujeres continuarán hasta el 22 de marzo. Durante estos días, las organizaciones celebrarán reuniones, talleres, charlas y diversas intervenciones para promover la agenda de género y justicia tributaria.

Además, las mujeres tendrán un espacio para intercambiar y planificar acciones para organizar la agenda de actividades para el resto del año, no sólo en el marco de las actividades de la Asamblea y Conferencia de Latindadd que tendrán lugar en marzo en la Ciudad de México, sino también en la reunión de los parlamentarios regionales.

"A nivel mundial, la evasión fiscal y las deducciones fiscales para las grandes empresas cuestan a los países en desarrollo cientos de miles de millones de dólares estadounidenses cada año, que podrían contribuir en gran medida a transformar las vidas de las mujeres y las niñas de todo el mundo", reiteró Caroline Othim, Coordinadora para África de Política y de campañas mundiales de la AGJF.

Share on Facebook Tweet this Email Print Share